Si te dicen que caí…

…no les creas.

Bueno, aunque es posible que haya hincado la rodilla unos segundos…unas horas…que más da si han sido unos dias y me han visto todos. Los que lo han dicho, seguro que lo han comentado a espaldas, sin presentar la cara, cuchicheando en los bajos fondos de su decrepita moralidad. Los que dijeron: oye, cuando quieras y como quieras, si necesitas que te echemos una mano, ni lo dudes en llamarnos, porque somos tus amigos y los colegas estamos para ayudarnos… pero, ayyyyyy… es que en este momento no puedo, porque he quedado con fulanito más menganito del trabajo y es una cena, perdón, cenorrio asqueroso del trabajo, uno de esos compromisos a los que nunca quieres ir, pero bueno, por eso se llaman compromisos y no tengo más remedio… pero sin falta te llamo mañana para que me cuentes en que te puedo echar una mano, y de paso te comento como me ha ido lamiendo el culo a gente que ni siquiera me importa y solo estoy con ellos porque tengo que aparentar que pienso y actuo como esa raza predominante a la que no importa nada ni nadie salvo la pelusilla de su ombligo… porque somos amigos vale?…

Si te dicen que caí…

…no les creas

Bueno… aunque es posible que haya tropezado con algún pequeño obstáculo en el trabajo… pero cómo es el dicho?.. ganarás el pan con el sudor de tu frente?… y cuánto pan de más ganas cuando aparte de la frente sudas hasta los calzoncillos por sacar el trabajo adelante?… pero que más da, si lo único necesario es que de vez en cuando te den una palmadita en la espalda y te repitan: tu eres imprescindible en la empresa txabalote, pero si no te importa meter unas cuantas horas de más para seguir demostrándonos lo estupendo que eres… ya sabes, toda implicación en la empresa es necesaria para que podamos seguir todos juntos agarraditos de las manos, pero si no te importa y valga la redundancia, ahora me las meto en el bolsillo a tocarme la rabadilla mientras tú produces un poquito para nosotros… ya iremos a cenar alguna vez…por supuesto, claro que paga la empresa, faltaría plus!!!.

Si te dicen que caí…



…no les creas

Bueno…aunque es posible que al final haya mentido un poco…naaaadaaa, dos o tres docenas de mentiras piadosas…de esas que piensas: “en la puñetera vida lo voy a hacer”… y toma, a la mínima te conviertes en experto, y todo porque no quieres hacer daño siendo sincero… pero luego vienen los que ante todo, sobre todo y pese a todo, sueltan su peculiar sinceridad y te joden esa magnífica pequeña historia basada en un hecho real pero modificada según tu criterio para poder aliviar, animar, consolar, alegrar a alguien que necesita mucho más eso que la maravillosa verdad que sueltan ciertos personajes sin ningún tipo de miramiento…porque, y no sé si alguien se ha dado cuenta, los susodichos personajillos que presumen de ultrasincerismo radical, no soportan que sus projimos se comporten del mismo modo para con ellos…por dios, sincero si…pero sin hacer daño!!.
Si te dicen que caí…

…no les creas

Bueno…aunque es posible que en un tiempo navegara por ese amplio mar de la hipocresia…ahhh!! es tan bonita…y tan útil…nos permite fingir lo que no somos con un mínimo de conocimiento humano, aprovechándonos de cualquier situación para sacar el máximo beneficio posible…algunos lo llaman comportamiento politicamente correcto e incorrectamente se piensa que puede ser hasta necesaria… lo malo es si la practicas a  menudo y en situaciones diversas…lo único que se consigue es borrar cualquier huella de credulidad en tus opiniones, generalmente forzadas para aparentar esto, o aquello, o lo demás allá con tal de mantener cierta reputación en momentos concretos…porque los amaneceres y atardeceres del mar de la hipocresía son tan distintos que ni el mismo Jack Sparrow podría distinguir cuando sale el rayo verde y cuando los rayos X…pero si eres un hipócrita siempre lo verás, of course!!.



Si te dicen que caí…

…bueno…
les puedes creer si quieres… pero poquito, que sigo manteniéndome a flote dentro de todos los arrebatos de locura que se le presentan a mi subconsciente… en ocasiones hay que escupir un par de veces para quitarte de la boca ese polvo que ha entrado según ibas recorriendo el camino de la vida… o también puedes tomarte unas kañitas con amigos, que aunque sean sinceros, aunque a veces te dejen colgado, aunque a veces (y muchas por cierto) sean intento de marineritos navegando por el mar de la hipocresia, lo realmente bueno es que están ahí… arreglando de vez en cuando el mundo, pero sin intervenir demasiado… no sea que haya que esforzarse demasiado y nos salga una hernia…inginal…
#Hedicho


Share

Un pensamiento en “Si te dicen que caí…

  1. Me queda claro, si me dicen que caíste no me lo creeré… pero por si acaso tenderé mi mano para ayudarte a levantar.

    Muxu handi bat laztana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *