El futuro planeta de los simios – Segunda parte

Como el gran Fray Luis de León comento delante de sus alumnos despues de una prolongada ausencia:

“Deciamos ayer…”

Pues como decía en mi anterior post, por fin he visto una gran película catalogada de precuela, aunque a mi entender, las dos películas son historias con guiones muy elaborados y ambas pueden ser vistas de forma totalmente independiente.

Precuela del ya mítico largometraje “El planeta de los simios”. Will Rodman (James Franco) es un joven científico que está investigando con monos para obtener un tratamiento contra el alzheimer, una enfermedad que afecta a su padre (John Lithgow). Uno de esos primates, al que llaman César (Andy Serkis), experimenta una evolución en su inteligencia tan notable que el protagonista decide llevárselo a su casa para protegerlo. Le ayudará una bella primatóloga llamada Caroline (Freida Pinto). Sinopsis extraida en su totalidad de filmaffinity.com

Para los que hayáis seguido mis posts, entendereis uno de los motivos por el cual me apetecía mucho ver esta película…léase “Lo que el viento nos dejó…”

En mi modesta opinión de aficionado cinéfilo, es una gran película, entretenida, con un buen argumento, dósis de tensión, maravillosos efectos especiales y sobre todo, la grandísima actuación de Andy Serkis , que una vez más, debajo de capas de maquillaje, crea un personaje totalmente creíble y centro indiscutible de toda la trama…casi me hace olvidar al extraordinario Gollum de “El señor de los anillos”.

Imagen de previsualización de YouTube

Ya simplemente con el trailer, estupendo resumen por otra parte, se prevé una historia intensa y no solamente entretenida. Aparte del asfixiante ritmo final, cuando sales del cine, tienes la sensación que en cualquier momento puede ocurrir algo así en el truculento mundo real en el que estamos condenados a sobrevivir.

Dejando en un aparte, y no porque no sea importante y/o interesante, la obligada e infructuosa búsqueda de un medicamento que cure o mitigue la enfermedad del Alzheimer, en la película aparecen situaciones y personajes muy interesantes, perfectamente transladables como editoriales de portada para cualquier revista temática de nuestros kioscos. Léase lo que sigue y tal:

  • El astronómico mundo de las farmacéuticas, cuyos super-macro-ingenieros-master-premioslimón que hacen los papeles de gerentes, se llenan los bolsillos promocionando/vendiendo unos productos, alias “medicamentos increíblemente eficaces”, con los que invaden nuestras vidas, creándonos una dependencia tal de ellos, que en algunos momentos se podría calificar de adicción dañina más que beneficiosa… tal vez y digo tal vez, sería interesante el pararnos un momentín de nada para reflexionar y darnos cuenta que si nuestros abuelos podían pasar sin los “polvos” maravillosos para curar la gripe, nosotros también podríamos hacerlo…máxime cuando, por ejemplo la gripe, la única manera lógica de sufrirla y combatirla es reposo, mucho líquido y un par de días de baja…uys lo que acabo de decir, coger la baja…seguro que alguien pondrá el grito en el cielo!.
  • El inquietante mundo de los laboratorios de investigación, esos habitáculos donde unos cuantos privilegiados, en teoría, invierten su tiempo y su talento intentando conseguir en el menor tiempo posible…es decir, unos cuantos lustros…esa vacuna, o esa proteína, o ese plástico que nos mejore o nos amargue más la vida… casi sin querer surgen cuestiones importantes, a saber:
    • Es necesaria realmente la enorme inversión dedicada a la investigación?. No merecería la pena invertir también en el desarrollo de todos los países de una forma unilateral?…aunque sea solamente para que consigan valerse por ellos mismos y no sean ultradependientes de las grandes potencias…
    • Son necesarias todas las investigaciones que se llevan a cabo hoy en día, o habría que dar prioridad a las realmente importantes?… léase lucha contra el cáncer, sida, alzheimer y todas esas plagas que sufrimos, así como por ejemplo cultivos más eficaces, combustibles menos contaminantes y sostenibles…
    • Es necesario….(os dejo sitio para que coloquéis aquí lo que se os ocurra…o me mandéis directamente a la mierda…)
    • …..
  • El denostado mundo del maltrato animal…realmente es necesario sacrificar millones de animales (me da igual que un gran tanto por ciento de los mismos sean ratas, que por cierto, no les tengo mucho cariño), cuando en el fondo no se pueden aprobar los resultados de las investigaciones hasta que se comprueban con personas?.

En resumiendo, son pequeñas ideas que te vienen a la mente después de haber visionado la película… como decía en el post  “El futuro planeta de los simios – Primera Parte”, el ser humano es contradictorio y realmente inseguro…pretendemos ser los únicos habitantes del maltrecho planeta azul con suficiente derecho para hacer y deshacer cualquier cosa en nuestro exclusivo beneficio…sin prácticamente tener en cuenta las consecuencias.

Pero…a qué precio?…

Y si algún día salta la liebre (o un simio como en la película) y nos grita basta?.

Seríamos capaces, (primero de cerrar la boca después del susto que nos habría entrado en el cuerpo) de asumir que no estamos solos, que necesitamos de todo y de todas las demás razas animales para poder sobrevivir y como consecuencia inmediata, progresar hacía un mundo mejor?.

Seríamos capaces de asumir el papel de raza inferior?.

Seríamos capaces de sobrevivir en un planeta de los simios?.

Pues mal que me pese, a mí me cuesta mucho imaginarnos en semejante situación…todo nuestro progreso, nuestras grandes investigaciones, nuestro “aquí estamos y semos los mejores” se irían directamente a la papelera de reciclaje y harían falta muchos siglos de evolución darwiniana para conseguir actuar correctamente en nuestro papel de “somos uno más”.

Pero dicen que de ilusiones se vive no?

 Imagen de previsualización de YouTube


Share

2 pensamientos en “El futuro planeta de los simios – Segunda parte

  1. Kaixo!

    Ya veo que te ha impresionado la peli, y como no eres el único que le he oído hablar bien de ella, me voy a plantear incluso verla, cosa que no tenia ninguna intención…

    Y vamos a la polémica que es lo que nos gusta no?? 😛 Cierto es que la industria farmacéutica es gigantesca y por desgracia se mueve por pasta y por intereses y que por regla general distan mucho de sen altruistas, aunque se salva alguno que otro como el investigador Manuel Elkin Patarroyo descubridor de la vacuna de la malaria (y premio Principe de Viana este año).

    Son necesarias todas esas investigaciones y gastar tanto dinero? Creo que sí, es cierto que antes no tomábamos tantos medicamentos, pero también es cierto que nos moríamos de una simple diarrea o un sarampión, cosa que hoy en día no ocurre en nuestro privilegiado primer mundo, y con eso llego al segundo punto, por supuesto que sería más lógico dotar a países menos desarrollados económicamente (porque moralmente tengo mis dudas) de modos de desarrollo, pero en mi humilde opinión ese dinero no debe salir de investigación, como tampoco de educación, sanidad, o servicios sociales, pero mira, podían donar por mi todo el presupuesto del ejercito para ello. La gran mayoría de los presupuestos de los países son más altos en defensa que en investigación…

    Y por último el controvertido tema de los lindos animalitos que nadie quiere que matemos, ni mucho menos maltratemos o hagamos barbaridades, yo tampoco quiero esta claro, pero aunque como bien dices, luego hay que probar en humanos si funciona o no, y no siempre funciona, lo siento y aunque sea políticamente incorrecta prefiero que prueben en pobres animalitos que en humanos. Porque de una cosa estoy segura si no se pudiera probar en animales y todas las investigaciones serían sobre humanos los que iban a servir para experimentar iban a ser todas esas personas que no “sirven” para la sociedad como hoy en día imaginamos o los habitantes de todos esos países desfavorecidos, de hecho se rumorea y se dice que ya existen ese tipo de mafias que cogen niños de la calle y hacen barbaridades con ellos. O no son rumores, lo que se hizo en los campos de concentración con los judíos, gitanos, y otras minorías en nombre de la investigación y la ciencia. Visto lo visto, lo siento, prefiero que lo hagan con pobres animalitos.

    Menuda chapa te he metido :S hoy si que me he pasado, pero es que esto requiere para hablarlo lentamente en una sobre mesa y dándome tiempo a pensar y no estar pensando en que te estoy metiendo una chapa en tu blog… uf!
    Muxu!!!!!!

  2. Kaixo!
    Pues si con este post he conseguido que vayas a ver una película americana comercial, ya me doy por satisfecho…
    Por supuesto que dentro de la cesta de la industria farmacéutica hay manzanas que no están podridas, buen ejemplo el de Manuel Elkin.
    Por supuesto que el presupuesto de defensa de cualquier país dista mucho de ser el más pequeño de todos los ministerios del mismo…ese dinero que se puede volcar o reutilizar en otros menesteres más éticos y de progreso, tendría lo primero que obtenerse de una reestructuración lógica y correcta del superávit, (si es que lo hay) de cada país. No seamos muy utópicos…generalmente los problemas no se solucionan arreglando el último descosido, si no que hay que intentar averiguar el origen y encauzarlo adecuadamente.
    Y en la cuestión de experimentos o pruebas de investigación , tienes toda la razón en que siempre es preferible hacerlo en animales que en personas…pero aprendamos de los errores pasados y no traslademos los holocaustos conocidos de guerras fratricidas, religiosas, campos de concentración a laboratorios de investigación…
    Si somos la raza superior, demostremos que lo somos por algo y que para conseguir eso, estar en la cima de la pirámide, el ascensor utilizado sea el respeto hacía todo lo que nos rodea…
    Y como siempre…tienes razón en que hay que temas que mejor desarrollar en una sobremesa…
    Muxu haundi!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *