Jesucristo, el indignado nº 1

Jesús de Nazaret, también conocido como JesúsCristo o Jesucristo, es la figura central del cristianismo y una de las figuras más influyentes de la cultura occidental. Para la mayoría de las denominaciones cristianas, es el Hijo de Dios y, por extensión, la encarnación de Dios mismo. Su importancia estriba asimismo en la creencia de que, con su muerte y posterior resurrección, redimió al género humano. El judaísmo niega su divinidad, que es incompatible con su concepción de Dios. En el islam, donde se lo conoce como Isa, es considerado uno de los profetas más importantes”…

El texto anterior está extraido de wikipedia.org en su totalidad, y forma parte de un extenso y muy interesante artículo que desarrolla la historia del personaje de Jesucristo desde varias religiones y varios contextos. Muy interesante de verdad, merece la pena echarle un vistazo, aunque sea en diagonal.

Me ha picado la curiosidad de releer un poco la historia de Jesucristo, después de haber leido el reportaje de Xavier Novell, obispo de Solsona editado en la revista dominical XLSemanal correspondiente a este domingo.

Me parece curioso también que una persona tan joven sea obispo, cuando parece que la media de dicho puesto jerárquico en la iglesia se corresponde a edad más avanzada, alrededor de 60 años. Pero bueno, si hacemos una comparación, aunque sea odiosa por supuesto, generalmente los individuos bien preparados, con grandes dosis de inteligencia, capacidad de sacrificio y un saber estar innato, siempre suben puestos a una edad temprana dentro de una empresa… y vuelvo a repetir que la comparación de la iglesia con una empresa es bastante odiosa…o no…o yo qué sé…

Cuando le han preguntado: “Si Jesucrito viviera hoy, sería un indignado más?”. Copy/pasteo la respuesta íntegra, no tiene desperdicio.

“Ciertamente, el Señor se indignó ante tantísimas manipulaciones que habían hecho los dirigentes de Israel de la religión. Jesús se indignó ante la falta de humanidad de su pueblo hacia los que sufrían. Jesús se indignaba ante quienes habían recibido el encargo de servir y lo que hacían era servirse. En lo que hay de ese movimiento de acusación y denuncia, Jesús se siente cerca de ellos. En lo que pueda haber de ‘no estamos de acuerdo con nada’ y ‘no sabemos lo que proponemos’, Jesús les recomendaría ser compasivos con los que tratan de hacerlo lo mejor que saben. Quizá quienes se indignan tampoco tienen la piedra filosofal. Las cosas son muy complejas.  “

En poco más de cien palabras este hombre dice unas cuantas verdades, que por supuesto, podemos estar o no de acuerdo con él, pero desde luego sus comentarios se acercan bastante a unas conclusiones lógicas, se miren por donde se miren.

Lo más importante de todo es la indignación palpable ante las personas, osease políticos, que han recibido el encargo de servir y lo que realmente hacen es servirse de su cargo y olvidarse del populacho…de los ahora indignados. Totalmente de acuerdo en todo.

En cuanto a que el movimiento 15-M promulga con un “no estamos de acuerdo con nada” y un “no sabemos lo que proponemos”…se podría entrar en una amplia discusión…particularmente pienso que la situación actual es tan “basura” que simplemente es de pura lógica estar en desacuerdo con casi todo… a nadie le gusta vivir en un estercolero de corrupción, maltrato social, injusticia, hipotécas imposibles, sueldos míseros, precios ultraelevados, etc, etc, etc…. Y creo que es evidente que la propuesta única y general es simplemente que se necesita un cambio… pero para eso, ciertas personas se tienen que ganar el sueldo y no estoy hablando precisamente de un lavado de fachada, con cuatro ornamentaciones mal puestas para distraer a los movimientos de indignados… creo que es suficiente propuesta y que queda bastante clara.

El comentario de la piedra filosofal me ha hecho sonreir y pensar en Harry Potter y su primera película…pero dice otra gran verdad…nadie tenemos la solución estupendísima de la muerte envuelta en papel de regalo con lacito rosa que solucione de un plumazo todos los problemas…pero qué demonios, hasta parece que está mal visto indignarse por el color del papel o del lacito!.

Y por último, la gran verdad de que “las cosas son muy complejas” es impepinable…y lo serían aún más sin movimientos como el 15-M…personas anónimas de toda condición social y edad que tienen un interés común…que las cosas cambien a mejor. A una vida mejor. Derecho incuestionable de cualquier persona. Y obligación intrínseca de intentar realizar un esfuerzo y poner un grano de arena para que eso ocurra.

Me da en la nariz un par de cosas pensando en Jesucristo…que él no sería un indignado más…sería el nº 1.

Y creo que le resultaría bastante difícil poner la otra mejilla…más bien incluso creo que se decantaría por la ley de Talión.

Por que ya estamos hartos y completamente indignados de que nos den por todas partes.

Pero eso sí…seamos indignados coherentes… y no digamos una cosa y luego la otra…

Imagen de previsualización de YouTube


Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *