Bola de queso

Pues sí…
Ayer cuando salí al balcón de mi humilde morada y las nubes nos brindaron una tregua, pude ver durante ese tic-tac una enorme bola de queso.
Grande, redonda, brillante…superluna…o al menos eso se leía en todos los tuits de mi timeline.
Me quedé impresionado…sobre todo por la insignificancia de nuestra sutil existencia.
Con lo pequeñitos que somos y nos creemos los amos de todo…incluida esa superluna alias “bola de queso”.
Dice la sabiduría popular, (que siempre es la más sabia de todas), que la luna llena influye en nosotros de una manera aplastante, excitándonos sobremanera y obligándonos a … Sigue nadando...